17 mayo 2006

Desde el cielo llegó a nuestras vidas, llegó al mundo

Viajarás lejos, mi pequeño Alex. Pero nunca de dejaremos... ni siquiera tras nuestra muerte. La riqueza de nuestras vidas será tuya. todo lo que tengo, todo lo que he aprendido, todo lo que he sentido... todo eso, y más. Ese es mi legado, hijo mío. Estaré dentro de ti todos los días de tu vida. Harás de mi fuerza la tuya, y verás mi vida con tus propios ojos, y yo la tuya a través de los míos. El hijo se convertirá en padre, y el padre en hijo. Es todo lo que te puedo dar, Alex...

Pueden ser un gran pueblo, desean serlo. Sólo necesitan una luz que les muestre el camino.

5 comentarios:

Arm. Lewis dijo...

Y KalEl se convirtió en padre, como JorEl predijo :)

Y sí, lo reconozco, Pilar y yo nos mordemos los muñones de envidia, pero cada cosa a su tiempo... ;)

Fëadraug dijo...

¡Muchísimas felicidades! Ya el pequeño Lex está entre nosotros. :) Para que yo sea padre habrá que esperar... esto... hmm... bastantes (muchos) años, pero todo a su tiempo. :P

Ahora lo importante para vosotros es el pequeño Alex. :)

Anónimo dijo...

El dibuix que us vaig regalar encara cobra més sentit, amb aquest text.

;-P

Da Potxman Always Rings Twice

Arm. Lewis dijo...

Sobre todo mantened los buenos pensamientos cuando no os deje dormir más de cuatro horas seguidas, no sepáis por qué llora, y no sepáis de dónde le viene esa fiebre tan alta :P

¿Os animáis a escribir un libro con el día a día? :D

Sagha dijo...

Vaaale, ya se que me estoy pasando de tanto felicitaros, pero es que me he alegrado mucho de que todo saliera bien. Tengo ganas de que la feliz madre me cuente los detalles....