20 octubre 2005

Lo hice

No soy tan fiel como querria a la maxima nunca miento. Pero una promesa (asi, con mayusculas: un sincero compromiso hecho con el corazon) no se puede romper. Postergar, quizas, pero no incumplir. He pateado, lloriqueado, esquivado, eludido y dudado como una rata demasiado tiempo. Hay que hacer lo que hay que hacer. Y especialmente cuando es por la persona. A ella no se la falla, chico, a ella no se la decepciona, a ella se le da todo, por ella se hace todo. Asi que lo hice. Hoy me he apuntado a la autoescuela.

2 comentarios:

Arm Lewis dijo...

Jejeje ¡Valiente, muchacho, valiente! Pero ten cuidado, yo entre a la autoescuela sin nada y salí con un carné y una sevillana guapísima :Pp

Irenia dijo...

Espero que vaya bien, chico!