30 junio 2010

Como mantequilla extendida sobre demasiado pan

"Don't you know you little fool, you never can win:
Use your mentality,
wake up to reality..."
(Cole Porter)

Los que me leéis desde Facebook no lo habréis notado, pero quizás los que os pasáis por el blog, en Blogger, os habréis dado cuenta de que en los últimos tiempos mis entradas llegan sobre todo con la etiqueta "reality check". Originalmente este iba a ser un blog en el que contaros mis paranoias: opiniones de películas, de juegos, el transcurso de mis partidas roleras, las visitas a sitios curiosos... pero claro, de un tiempo a esta parte casi no voy al cine, no juego prácticamente ni online ni offline, viajo poco y trabajo mucho. Lo cual reduce la cantidad de entradas del blog, por una parte, y cambia considerablemente su contenido.

"Reality check" nació como etiqueta para referirme a las (entonces pocas) entradas que no tenían que ver con ninguna de mis aficiones: ni música, ni cómic, ni rol, ni cine, ni tv, ni videojuegos, ni ci-fi, ni literatura fantástica, ni cultura pop... Las entradas sobre el día a día, sobre mi opinión política, de denuncia social, de comentario sobre la actualidad. Del "cosas veredes, Sancho" al "manda huevos" personal. Un "reality check" es, por otra parte. un término subcultural para cuando un personaje de ficción se da cuenta de que lo es y usa ese conocimiento en su beneficio: la Hulka de Byrne y los narizones de Cels son exponentes claros. Supongo que cuando un personaje real (¿sí? ¿seguro?) hace un reality check se da cuenta de que lo es y... apechuga con ello ^_^

No sé a que viene este comentario, tampoco. Quizás es una queja. Quizás es un simple pensamiento autoconsciente. Quizás es que estoy leyendo demasiado a Russell T Davies (os recomiendo su The Writer's Tale: The Final Chapter). Sé que sigo estando aquí, sé que los últimos cinco meses han sido probablemente los más complejos de mi vida, por varias razones. No he podido ser yo mismo la mayoría del tiempo, he tenido que ser más otras partes de mi que no eran las que me hubiera gustado, y no he estado, en general, prestando atención ni a todo lo que hubiera querido ni a todo lo que hubiera debido. Sigo aquí. Debajo. En medio. Detrás. En alguna parte. Recogiendo pedazos de tiempo, restañando fragmentos cuarteados, localizando esquemas mentales desorganizados y aprendiendo a ser mi versión futura cada día.
"...But each time that I do
just the thought of you
makes me stop before I begin...
'cause I've got you under my skin.
"
(Cole Porter)


1 comentario:

Jokin dijo...

Cómo te entiendo…