20 febrero 2014

Carta abierta a La Sexta

Querida cadena de televisión,
y permíteme que te apée el tratamiento y que te llame "querida", pues en la programación de  tus tres cadenas (La Sexta, Xplora y La Sexta 3) se entretiene mi televisor el 90% del tiempo que permanece encendido. Me gusta lo que haces, pero cada vez me gusta menos cómo lo haces, y a eso me quiero referir.

Es una falta de respeto hacia vuestros contenidos, y una falta de consideración hacia la inteligencia de vuestros espectadores, que tras una anunciada pausa publicitaria de 5 ó 6 minutos, continúe el programa que se estaba emitiendo durante 1 ó 2 minutos para volver a cortar con otra pausa publicitaria más. Intuyo que tiene que ver con algún tipo de estrategia de Atresmedia para hacer coincidir pausas publicitarias "vertebrales" entre varias de sus cadenas, pero no es de recibo. En serio: es absolutamente insultante y rompe el ritmo interno que tienen los programas o, aún peor, las películas.

De la misma forma, no es de recibo que haya una pausa publicitaria cuando faltan 5 minutos para que acabe una película. Sería como cortar para publicidad cuando un delantero está a punto de marcar o cuando Alonso está a punto de adelantar al que ha ido en cabeza durante todo un campeonato. La película, a diferencia de esos eventos, luego sigue exactamente por donde iba, sí: pero el ritmo, el ritmo atrayente que el director de la película, o de la serie, o del docureality ha ido creando, las historias que ha ido trazando, se rompen. Y se rompen de manera muy fea, como con burla, como diciendo "te aguantas".

No puede ser que cada vez que en Todo Cine dais una de esas perlas sobre el doblaje en el que entrevistáis a los grandes actores que en nuestro país lo hacen, cada vez (o debo tener yo muy mala suerte) quede interrumpida la píldora, a mitad de una frase sobre cómo Constantino Romero trabajaba a Eastwood o cómo José Luis Gil se lo pasó pipa con El Cuervo y La Vida de Brian, en plena maldita frase, entre una pausa publicitaria. ¡A ver, un poquito de por favor! ¡Que son segmentos de 5 minutos! ¡Que no cuesta absolutamente nada esperar un instante para clavar la pausa! Se transmite desidia, se transmite mecanicidad, falta de comprensión del medio. En definitiva: antitelevisión.

Soy de los que cree que la publicidad no sólo es necesaria sino interesante. No en una televisión pública, por supuesto: en las privadas. ¡Bienvenida sea la publicidad! Pero no a los crímenes contra la televisión: porque los que hacéis televisión, y no hablo de los que la programáis, los que la hacéis, los que la tocáis, los que la pensáis, escribís, producís, dirigís, presentáis, los que la componéis y la preparáis para el espectador, no necesitan luchar contra la publicidad. No debería ser así: la mala fama de la publicidad se gana, precisamente, con este tipo de estrategias. Sobre todo cuando, hoy en día, compites contra el gran enemigo: la descarga o el streaming de internet. Antes y generalmente sin publicidad alguna. Contenidos que incluso ninguna cadena se atreve a emitir. Yo no digo "no a la publicidad". Yo digo "no a la antitelevisión".

Por favor, La Sexta: no me seas Kevin Bacon y no te separes más grados... Con seis ya basta.

2 comentarios:

TAKHISIS EAM dijo...

Muy bueno el post. Esto que comentas de la Sexta y las TDT y con la publicidad simultanea se puede trasladar a todas las televisiones porque yo veo varias cadenas y me he dado cuenta que hacen lo mismo muchas veces, aunque parezca que lo hagan más unas que otras.

TAKHISIS EAM dijo...

Uy. Se me ha olvidado comentar que la publicidad de la Sexta 3 y Xplora creo que va con la de Antena 3 y la de la Sexta va junto con Neox.

No es una cosa que me guste mucho lo de la publicidad simultanea pero ahora hacen los dos grupos. Les beneficiará algo, supongo.