19 septiembre 2006

Justice League Tangent (IV): Superman

Superman
Alter ego: Charles Ausworth/Pow Kal, aquel-que-vence-a-la-muerte/Mewm'ah

Primera aparición: LJ-T #1

Historia: enviado a la Tierra por progenitores alienígenas desconocidos, el pequeño Mewm'ah fue adoptado por los Ausworth, una pareja de nobles ingleses, cuando la nave que lo transportaba aterrizó en su palacete inviernal. Pese a su piel de color morado y sus rasgos inhumanamente huesudos, sus padres adoptivos lo llenaron de cariño y de un profundo amor por Inglaterra. Pronto descubrió Charles (como le llamaron sus padres) que poseía poderes muy superiores al resto de los mortales: su inteligencia sobrepasaba a la de todos sus profesores juntos, podía proyectar una ilusión de apariencia humana y comunicarse telepáticamente, y su fuerza de voluntad era tan grande que no sólo era capaz de mover objetos con la mente sino también de expulsar cualquier toxina de su cuerpo.

Como adolescente, utilizó sus poderes mentales para cometer algunos robos, hasta que se dio cuenta que su compañero de fechorías Jack, apodado Robin por su afición a la arquería, tenía ambiciones mayores y había planeado una espiral delictiva creciente que acabaría con el mayor robo de todos: el del poder político de Gran Bretaña. Eso le llevó a enfrentarse con Robin: la intensa discusión acabó en pelea y Charles mató por accidente a los dos policías que entraron en su guarida, aunque quien resultó encarcelado fue Jack. Profundamente afectado, el joven Ausworth se prometió apartarse de la carrera criminal y no volver a tomar una vida.

Charles se dedicó entonces intensivamente al estudio de las ciencias, especialmente la química. En la universidad hizo muy buenas migas con el profesor Hamilton y un grupo de estudiantes brillantes entre los que destacaban Sarah Lang y Bart Olsen. Fue una etapa que duró poco y que nunca más se repitió: todo parecía ideal, las charlas con sus amigos, las ideas que despertaba el trabajo del profesor Hamilton… Y entonces llegó el desastre: Robin escapó de prisión y mató a Hamilton. Lo hizo de manera que pareciera un accidente de laboratorio, pero al mismo tiempo dejó una de sus flechas en el lugar para que Charles lo comprendiera todo. Sarah rehuyó a Ausworth, Olsen volvió a Irlanda cuando cancelaron su beca. Charles tuvo que crecer de golpe, y sólo.

Aunque nunca totalmente, lo superó. Las notas de Hamilton y sus investigaciones personales pronto le permitieron dar con un descubrimiento tras el que llevaba tiempo: el dobletejido de moléculas inestables. Con un tratamiento químico especial, dos prendas de ropa podían fundirse de manera que se pudiera pasar de una a otra con sólo desearlo: camisas que se convertían en chalecos antibala, monos de trabajo que se volvían ignífugos, y eso sin contar las interminables aplicaciones en el campo de la moda y las artes escénicas. Charles, ahora Lord aunque nunca asistiera a las sesiones de la Cámara, tenía reservado un uso muy especial para el dobletejido. Elaboró un traje con las barras de la bandera británica como emblema cruzando todo el pecho y, levantando por primera vez ante desconocidos la ilusión de su humanidad se presentó ante Londres como su defensor. Pronto se elevaron voces que lo calificaron de Superman, por lo sobrehumano de sus proezas, así que ese fue el apodo que adoptó.

La Liga de la Justicia fue una extensión natural de sus aspiraciones, la posibilidad de ayudar a más gente a alcanzar la seguridad, paz interior y libertad que todo hombre y mujer merecen. Pero también ha sido la causa de las mayores sacudidas de su vida: Robin, de cuya carrera criminal se siente personalmente responsable, fue el primer enemigo de la Liga; liberando a Merlín de su sueño milenario quedó quemado y temporalmente paralítico; Bart Olsen se convirtió en el peligroso terrorista Wild Dog y casi entregó su alma al malvado Holocausto, y Hiikara the Huntress, la hechicera predator, le reveló que no había nada de alienígena en su origen, sino que era totalmente humano.

Pero la verdad sobre su origen es ahora algo trivial. Al sincronizarse con un cristal verde que consiguió tras vencer a su doble oscuro en el mundo de los sueños, toda su historia quedó alterada de forma retroactiva. Ahora Superman es el fruto de un experimento para fusionar ADN humano y kryptoniano, su uniforme incluye una capa roja y un diamante dibujado en el centro del pecho y hay una mujer llamada Lois que es importante para su vida... aunque todavía no recuerde con detalle el porqué.

Poderes: antes de usar el cristal verde, Superman poseía telekinesis capaz de levantar un caza militar o propulsarse a Mach 2 por el aire. Telepáticamente podía hablar con diez personas en una habitación o mantener el contacto con una sóla a hasta 6 km de distancia. La conexión mental le permite además hacerlo en el idioma de su interlocutor. Su fuerza de voluntad no tiene parangón, no sólo por su alta resistencia a las toxinas: pese a tener un físico en apariencia frágil, Superman ha sobrevivido al estallido de poderosas energías místicas y a la ignición en zona cero de los cohetes de un robot gigante. Todo le ha dejado profundas secuelas, pero Charles/Mewm'ah ha salido reforzado de cada una de esas traumáticas experiencias: es aquel-que-vence-a-la-muerte, como le apodaron los sioux. De su vida como el indio Pow Kal en el salvaje oeste, por cierto, conserva los conocimientos místicos adquiridos del chamán Semilla Oscura y la habilidad para conducir una locomotora de vapor. Tras sincronizar su esencia con el cristal verde, Superman ha perdido el alcance de su telekinesis, pero de alguna forma esta se ha transferido a su toque: es aún pronto para calcular la eficacia de esta "tactokinesis" pero parece por lo menos el doble de potente que la anterior; también ha ganado la capacidad de calentar las moléculas de aire ante él en una suerte de "visión calorífica". El cambio más drástico, no obstante, lo ha sufrido su mente: su ya antes formidable fuerza de voluntad es ahora mil veces más fuerte, y su percepción aumentada hace que el mundo parezca moverse a cámara lenta. Capta hasta el más mínimo detalle de todo lo que ve, oye o huele, y su memoria también ha crecido para dar cabida a tal torrente de datos por segundo. Dado el efecto retroactivo de la activación del cristal, no obstante, Superman SIEMPRE ha tenido estos poderes.

Puntos débiles: la mente de Superman está en permanente conflicto. Dentro de él arde una bestia fría y calculadora que se sabe superior a todos los insectos que le rodean y que ansía demostrarlo aplastándolos. Sólo las barreras que su férrea voluntad ha levantado mantienen al asesino kryptoniano a raya: el resto de la Liga no entiende a veces los motivos que impulsan a Superman a querer arreglar cualquier enfrentamiento hablando, dejando la ofensiva física o psíquica como último recurso incluso cuando la propia vida corre peligro. El sentimiento de culpa por los errores del pasado es algo que aún le corróe y la razón por la que dedica millones de libras a su fundación filantrópica. Charles es además consciente de su responsabilidad como presidente de Future Tech. y sabe que los científicos y sus familias dependen de él. Por último, 3 noches cada 28 nuestro hombre se queda en casa, porque, por razones aún no explicadas, bajo la luz de la luna llena su organismo empieza a convulsionarse como si lo hirvieran desde dentro y podría morir en pocos minutos. Todo una debilidad si se tiene en cuenta que Robin la conoce y explota a la perfección.

3 comentarios:

Arm. Lewis dijo...

Joer... Eso es un "tochoman" y no lo de Siegel y Schuster.
Al menos la debilidad de la luna llena limita bastante su potencial.

¿Cómo se llegó a 'despertar' sus poderes latentes? ¿Es que perdisteis la ficha y hube que crearla nueva o fue simplemente que cambiásteis de sistema de reglas? :P

Eso de la Union flag en el pecho me ha hecho gracia, más que nada porque acabo de leerme toda la colección en B/N de "Jack Staff: el héroe más grande de Inglaterra". Una de esas casualidades causales de la vida...

Kal-El el Vigilante dijo...

Me alegra que sigas con tanto interés los posts sobre la Liga-Tangent. Los cristales verdes con los que que nuestros héroes comienzan a sintonizarse tendrán un mensaje aparte, pero son la causa del cambio de poderes de Superman. Por razones aún desconocidas para ellos, estos cristales de energía cronal pueden alterar la historia del que la usa, reescribiendola de una forma extraña pero precisa, como si en realidad no estuviera "cambiándola" sino... "restaurándola".
Gracioso lo de Jack Staff, especialmente porque a nuestro Superman también lo han apodado "el mayor héroe de Inglaterra" ;)

Fëadraug dijo...

El hecho de que los cristales "reescriban" la historia de aquellos que los usan me parece la mar de interesante y, además, queda muy bien en caso de ret-cons. ;P

Este Superman, la verdad, me parece más interesante que el original. Que su historia cambie, que se sienta responsable de que su amigo ahora sea enemigo de la Liga, las limitaciones de su gran poder... Lo hacen mucho más humano que Clark Kent... y no quiero ofender a nadie. ;O