05 diciembre 2013

Thor: el mundo oscuro para un whovian

Ayer nos acercamos al cine para ver la segunda de Thor, que la primera nos gustó bastante. Y básicamente la película va tal que así.

Hace mucho tiempo, el padre de Odín se peleó con los Elfos Oscuros, o sea, los Daleks, que lo querían exterminar todo. Su jefe, Malekith, que era el Noveno Doctor, quería conseguir el poder del Vórtice (alias el Éter), pero el abuelo de Thor se lo impidió y lo escondieron.

Pasan 5000 años y por culpa de los niños de Sarah Jane Foster, ésta se cae en la Grieta de Cardiff, que estaba de turismo por Londres, y va a parar hasta el Vórtice, que se le mete dentro y la convierte en una especie de Lobo Feroz en potencia, además de empezar a matarla lentamente. El Noveno Doctor se despierta y claro, va a buscarla; pero para evitar problemas Thor se la lleva a Asgard. Los Dalekelfos oscuros atacan con su flota de naves-estaca, como las de la Guerra contra los Grandes Vampiros que luchó Rassilon (cf. State of Decay), y gracias a su filtro de percepción empiezan a exterminar asgardianos a troche y moche.

Entonces los tres mosqueteros le dan tiempo a D'arthorgnan para que alcance Inglaterra, previo desvío por Skaro. Donde pierde una mano, pero parece que hacía menos de 24 horas que se había regenerado. Aunque un poco tarde, todos se dan cuenta de que están en un episodio de Doctor Who, así que calculan que la destrucción universal habrá de empezar por narices lo más cerquita de Londres posible. Davros-Noveno Doctor-Malekith se hace con el poder del Vórtice y empieza a invadir los Nueve Reinos (claro, es el NOVENO Doctor) en pleno último capítulo de la primera temporada de Torchwood, aunque D'arthorgnan intenta aprovechar el timey-wimey, cual Steven Moffat, para distraerlo. Pero Eccleston es de la Era Davies y tiene las ideas muy claras así que el prota lo desmonta a guantazos. Literalmente.

Al final aparecen El Coleccionista y Elsa Pataky, pero no llegan a tiempo de ver a Johnny Storm haciendo del Capitán América. Y creo que eso es todo.

Ah, sí: Loki sale un montón. Pero el chino extraterrestre de los Tres Guerreros casi nada. Y aunque a alguien pueda parecerle lo contrario, la peli nos gustó...

5 comentarios:

Alekape dijo...

Ojalá en Thor 3 el presupuesto permita un cameo de K9. Sin K9 la mitología escandinava es una pobre fábula!

La Bischita  dijo...

Con todo el cariño del mundo, pero vaya ida de olla al comparar higos con meninas XD casi que podrías compararlo con cualquier película con esta regla de tres XD

KalEl el Vigilante dijo...

Como poder, se puede. Pero viendo Hulk, Los Vengadores, Spiderman, El Hombre de Acero, he visto Hulk, Los Vengadores, Spiderman... Con "Men in Black III" estaba viendo un remix de "El día de la luna" (¡por favor! si hasta hay un """señor del tiempo"""), i con "Thor: El Mundo Oscuro", las whovianadas eran demasiado evidentes

PEDROM dijo...

Completamente de acuerdo en todo, salvo en lo de los Elfos Oscuros/Daleks; por su físico, objetivos y falta de personalidad está claro que están mucho más cerca de los Cybermen que de los Daleks. Y luego está Erik Selvig, que aquí parece una encarnación más de El Doctor en un (genial) estado de locura de postregeneración reciente.

Y sí, la peli mola mucho.

KalEl el Vigilante dijo...

Mi mujer me lo decía durante la película, Pedro, que aquello eran Cybermen. Y estoy de acuerdo :)

Lo de Daleks es porque el plan que tenían era muuuuuuy pero muuuuy como el de "La Tierra Robada" :D