04 noviembre 2013

19 para 50 - Doctor Who y tus hijos

Si tienes hijos y te gusta Doctor Who, seguro que te has planteado esta pregunta: ¿cuál es la edad adecuada para que empiecen a ver la serie? Por supuesto, no hay una respuesta única. Quizás, "desde que empiecen a ver cualquier otra serie y sean capaces de seguir su argumento".

La cautela que nos sobreviene a los whovians cuando pensamos en compartir la serie moderna con nuestros pequeños (la clásica, con sus subtítulos, viene más tarde) es debida a lo que los anglosajones llaman el fright factor de la serie. Por unos momentos dejamos de lado al Philip Hinchcliffe que hay en nosotros y evocamos a nuestra Mary Whitehouse interior: ¿pueden los monstruos de la serie asustar demasiado a nuestros pequeños? La serie, como decía Chesterton, no le cuenta al niño que hay monstruos allá fuera (¡eso ya lo sabe!), sino que los monstruos pueden ser derrotados.

En mi experiencia, a los niños de 4, 5, 6 años, les asustan, y mucho, algunas cosas que también nos asustan a los mayores, como los Ángeles que Lloran, pero también otras que a nosotros ya no nos afectan igual, como los Autones: nuestras ciudades están llenas de maniquís, y a mis peques, por ejemplo, les causan terror. Los Daleks les parecen graciosos, los Cybermen son robots chulos, el Amo "está como una cabra"... pero los Autones, ¡ah!

Luego hay factores no-monstruosos que pueden resultar también traumáticos para ellos. Lo expliqué aquí una vez: descubrir en el segundo episodio de Eccleston que el fin del mundo era una cosa real, que algún día pasaría, incluso aunque fuera dentro de millones y millones de años, dejó a mis dos pequeños llorando, y aún muchos meses después tremendamente tristes cuando piensan en ello.

¿Cuál podría ser un buen primer capítulo para ver con los peques? En realidad, casi cualquiera mientras lo vean con vosotros, para confortarles, para explicarles durante o después, para matizar. Quizás Alienígenas en Londres/La Tercera Guerra Mundial, aunque la trama sea un tanto compleja para ellos, por lo gracioso y a la vez amenazante que son sus villanos. Quizás vale la pena empezar por el principio, desde Rose, y seguir todo el camino juntos. Uno de los episodios preferidos de mis peques es En el último momento, el episodio de bienvenida de Matt Smith: se identifican con la Amy niña y con la reacción de Once ante los platos que le prepara. "¡Y no vuelvas!", me dicen aún a veces. Otro es Atasco, donde la variedad de alienígenas y la emoción del salto de coche a coche supera incluso a los temas del tráfico de drogas o la muerte de la Cara de Boe. El Silencio y las vampiras de Venecia les da el tipo de miedo que disfrutan. Donna les parece divertidísima, tanto con los Ood como en La Novia Fugitiva.

Y otras veces me dicen: "pon el disco entero, pero sáltate el de los Ángeles, ¡porque me dan un miedo...!".

2 comentarios:

tamara flores cabrera dijo...

OOOOhhhh que bonito es whovianizar a nuestros peques, mi niño le encanta Doctor Who duerme cn su destrnillador, tiene una Tardis de carton con ventanas y todo y en su cumple tarta-Tardis y camiseta de los Daleks. Lo que mas me gusta es cuando no lo miro y el juega a su rollo y dice ser el Doctor que viaja en la Tardis p el vórtice del tiempo para luchar con los Daleks aunque lo mio me costo explicar lo de las líneas temporales del Doctor en Trenzalore, pidiendo ayuda a mis whovians sacamos la concuclion de q es el cuento del Doctor y q la GI quiere canviar su final, como si el cazador no salvara a la abuela y a caperucita. Cuando le explica orgullosos a su abuela esto me muero de amor. Que bonito es despertar su imaginación y q puede ser q no estemos solos en el unverso

Dumas dijo...

Totalmente de acuedo con los de los autones. A mi hemano de 5 años le gustan todos los monstruos que aparecen en la serie, hasta los ángeles! Pero le tiene un miedo horrible a esos maniquíes!
Saludos! ;)